La Escuela Holandesa – Conceptos fundamentales

I – Antecedentes históricos y actuales

La idea de juego de la escuela holandesa es fundada por Rinus Michels en el Ajax a fines de la década del ‘60 y principios del ‘70, club que coronaría con el tricampeonato de Europa (1970/71 – 1971/72 – 1972/73) y la Copa Intercontinental (1972) además de varias ligas y copas nacionales. Aunque Michels se fue al Barcelona luego de la primera Copa de Europa (actual Liga de Campeones de Europa, La Champions League), su obra continuó con su ayudante, Stefan Kovacs, y con Hendrik Johannes Cruijff, Johan Cruyff, en la cancha. He leído que podría tomarse como antecedente de esta escuela al seleccionado Húngaro de la década del ‘50 campeón Olímpico (1952) y subcampeón del mundo (1954), en todo caso, seguramente Michels fue influenciado por aquel equipo y partiendo de ahí llegó a su idea. No quiero abusar de mezclar ciencia y fútbol pero, por ejemplo, como Galileo Galilei y Johannes Kepler tomaron a Nicolás Copérnico y partieron de la teoría astronómica de este para luego completarla con teorías propias pero basadas en la inicial de Copérnico, o como Isaac Newton llega a sus aportes a la revolución científica iniciada por Copérnico, partiendo de las obras de Galileo y Kepler, como el mismo Albert Einstein parte de Newton, o Karl Marx y Friedrich Engels arrancaron de la filosofía de Georg Hegel y Ludwig Feuerbach, de la economía política de Adam Smith y David Ricardo, y del socialismo utópico de Henri de Saint – Simon, Charles Fourier y Robert Owen, para terminar en un enorme compendio teórico nuevo y propio, el socialismo científico, entiendo que Michels no partió de la nada, no se le ocurrio un dia en la casa la idea del llamado fútbol total, sino que de jugar y de ver fútbol fue sacando conceptos que luego reunió en una escuela propia.

Escuela Holandesa

Volviendo entonces, he leído que Michels pudo haber tenido como inspiración al mítico equipo Húngaro de Ferenc Puskas y Sandor Kocsis, que ya en esa época “dio valor a los pies del portero, colocó un delantero que no se limitaba a permanecer entre centrales, trataba de mantener la posesión desde el inicio…”(2). También he leído que en Argentina, la máquina de River de la década del ‘40, y el Racing de Juan José Pizzuti campeón del mundo en el ‘67, pueden ser tomados como antecedentes, o más bien como chispazos de algo que tendría su forma acabada en ese Ajax de Michels. El Chango Cárdenas contó que “Menotti me dijo que antes de la Naranja Mecánica, todo eso lo habíamos hecho nosotros. Fuimos Revolucionarios.”(3). Ojo que no estoy diciendo que Michels vio a esos equipos argentinos, ni siquiera se si vio en el campo a ese equipo de Hungría. Lo que digo es que el fútbol se estaba transformando lentamente, que varios equipos, no solo estos que nombré, estaban incorporando cosas nuevas, pero fue Michels el que reunió a todos esos conceptos y logró sintetizarlos en una idea propia y logró así el cambio de paradigma que influye en los resultados de futbol hasta hoy. Tal vez Michels no vio jugar en la cancha a Hungría pero si escuchó o leyó de sus innovaciones y estas fueron sus influencias.

Luego de la piedra fundacional en el Ajax vendría la fama mundial por la también mítica Holanda del ‘74, con Michels en el banco y Cruyff en la cancha, repitiendo la fórmula del Ajax. Cruyff será el primer gran heredero del fútbol total de Michels y le agregará, como Galileo hizo con Copérnico, la idea del juego posicional: “El cambio fundamental del fútbol total es introducir a los jugadores en una misma unidad, en una dinámica colectiva y no estamental por líneas ni nada que se le parezca. Todos atacan, todos defienden. (…) El equipo holandés presionó como no había hecho antes ningún equipo, tocaba a un ritmo que nunca antes se había visto, proyectó a sus laterales, adelantó la defensa, permutó posiciones, abrió los extremos. (…) Dominar el balón, atacar masivamente, principios que Rinus aportaría al fútbol dentro de un todo, sin diferenciar las “fases” (ofensiva o defensiva). Acoso al poseedor del balón, correr mucho y con sentido, presión en campo contrario a poder ser, dominios defensivos en zonas (novedad que acoge por completo toda la escuela holandesa) y todos los aportes con balón ya citados: desmarques permanentes, técnica para el fuera de juego, ritmo alto, asociaciones para buscar la portería y aprovechar espacios, cambios de orientación, etc. Incluso algún atisbo del posterior y famoso juego de posición. (…) Van Gaal y Pep, son los verdaderos herederos de un solo padre. Johan Cruyff es el padre del juego de posición que florece de la iniciática escuela holandesa de Michels & Kovacs”(4).

Johan marcará una época en el Barcelona como entrenador: una Copa del Rey (1989/90), cuatro ligas seguidas (1990/91 – 1991/92 – 1992/93 – 1993/94), 3 Supercopas de España (1991 – 1992 – 1994), y en el plano internacional, una Recopa de Europa (1988/89), una Supercopa de Europa (1992) y la primera Copa de Europa de toda la historia del Barcelona, temporada 1991/92, derrotando 1 a 0 a la Sampdoria en la final en Wembley con gol de Ronald Koeman de tiro libre en el minuto 111. Además de Koeman, jugadores de la talla de Hristo Stoichkov y Michael Laudrup integraban ese equipo, junto a un joven Pep Guardiola dueño del centro del campo. Ese equipo de la  Samp tenía grandes jugadores también, como Gianluca Pagliuca, Pietro Vierchowod, Attilio Lombardo, Toninho Cerezo, Gianluca Vialli, y Roberto Mancini.

Más allá de los títulos, se va haciendo visible el vínculo, hoy ya inseparable, entre la escuela holandesa y el Barcelona. De Rinus Michels a Pep Guardiola (máxima expresión del éxito del modelo a través de los resultados de futbol combinativo) pasando por Johan Cruyff. 

Escuela Holandesa

Como acabamos de ver, así como Cruyff siguió la línea de Michels, Van Gaal y Guardiola siguieron la de Cruyff. El Ajax de Van Gaal logró coronarse tricampeón de Holanda (1993/94 – 1994/95 – 1995/96), además de ganar una Copa de Holanda (1993), y tres Supercopas de Holanda (1993 – 1994 – 1995). En el plano internacional, una Copa UEFA temporada 1991/92, Liga de Campeones de Europa (1994/95), Supercopa de Europa (1995) y Copa Intercontinental (1995). De Holanda a la conquista del mundo a través del fútbol posicional. Ese equipo le ganó la final de la Liga de Campeones al Milan de Fabio Capello 1 a 0 con gol de Patrick Kluivert, que con 18 años saltó desde el banco de suplentes para convertirse en héroe en el minuto 85. Ese Ajax tenía entre otros, a Edwin Van der Sar, Frank de Boer, Frank Rijkaard, Clarence Seedorf, Edgar Davids y Marc Overmars. Y en el banco por si fuera poco, al mencionado Kluivert y a Nwankwo Kanu, ambos con 18 años el dia de esa final. Ese Milan de Capello era el vigente campeón, y había derrotado 4 a 0 al Barcelona de Cruyff en la final de la temporada anterior. Tenía nombres que metían miedo, el dia de la final con el Ajax alineó una línea de cuatro defensores con Christian Panucci, Alessandro Costacurta, Franco Baresi y Paolo Maldini, mamita querida. Además tenía, por ejemplo, a Demetrio Albertini, Marcel Desailly, Zvonimir Boban y Dejan Savicevic, que ese dia no pudo jugar por una lesión.

Escuela Holandesa

La historia del Barca de Pep es reciente y la conocemos todos, pero vale la pena repasarla. Multicampeon, pasará a la historia como el mejor equipo de todos los tiempos, mostrando un juego basado en la escuela holandesa y llevado a un nivel impresionante de la mano del triángulo mágico del mediocampo, Xavi Hernández, Sergio Busquets, Andrés Iniesta (habría que buscar si alguna vez estos tipos fallaron un pase) y el talento del mejor jugador de todos los tiempos, Lionel Messi. Dos Copas del Rey (2008/09 – 2011/12), tres Supercopas de España consecutivas (2009 – 2010 – 2011), tres ligas consecutivas (2008/09 – 2009/10 – 2010/11) y en el plano internacional la Liga de Campeones, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes de las temporadas 2008/09 y 2010/11. En la temporada 2008/09 consigue así el triplete (Liga local, copa local y Liga de Campeones) convirtiéndose en el primer equipo español en la historia en lograrlo. En el año 2009 logra ganar los 6 torneos que el equipo disputó: Liga local, Copa del Rey, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Liga de Campeones y Mundial de Clubes.

Cruyff, Van Gaal y Pep son los grandes herederos de Rinus Michels y los grandes exponentes de la escuela holandesa. Podemos sumar a algunos otros con algunos matices o variantes. El Milan de Arrigo Sacchi bicampeón de Europa (1988/89 – 1989/90) y bicampeón del Mundo (1989 – 1990) y el Arsenal de Arsene Wenger que desde 1996 hasta la actualidad ha ganado 3 ligas (1997/98 – 2001/02 – 2003/04) y 12 copas nacionales. Podemos nombrar también al pre y post Barcelona de Pep: El de Rijkaard, el de Tito Vilanova, el de Tata Martino y el actual de Luis Enrique, aunque en términos estrictos tal vez solo el de Tito Vilanova fue similar al de Pep. El actual de Luis Enrique es un equipo que obviamente mantiene el estilo, no digo que no, pero tiene un juego algo más directo y depende más de los tres monstruos de arriba que del juego colectivo. Juan Manuel Lillo es infaltable en esta lista, nombrado por Pep como una de sus más grandes influencias. Al seleccionado de España bicampeón de Europa (2008 – 2012) y campeón del Mundo en 2010 y al seleccionado de Alemania campeón del mundo en 2014, no los voy a incluir porque sus entrenadores sean específicamente de esa escuela sino porque ambos equipos tuvieron como base al Barcelona y Bayern Munich de Guardiola respectivamente, y el juego de estos equipos estuvo claramente influenciado por esta cuestión. España alineó a 7 de 10 jugadores de campo pertenecientes al Barca de Pep en la final, y Alemania a 6 de 10 jugadores de campo pertenecientes al Bayern de Pep en la final. En el caso alemán igualmente si pareciera que están tratando de llevar adelante una línea de juego que se presenta similar ya desde hace varios años. Por último, hoy en dia podriamos decir que Jürgen Klopp es un nuevo exponente de este fútbol, con su trabajo en Borussia Dortmund y actualmente en Liverpool.

De Argentina voy a hacer algunas distinciones. Podemos citar hoy en dia a Facundo Sava, Gabriel Milito y Ariel Holan como dentro de esta escuela. Sava y Milito cuando tengan algo más de experiencia van a ser grandes entrenadores, Holan ya dio que hablar metiendo a Defensa y Justicia en la Copa Sudamericana y es un entrenador más maduro que los dos anteriores. Si tuviera que elegir a uno, creo que Holan es el máximo exponente de esta escuela en Argentina. Jorge Sampaoli también puede estar dentro de esta escuela en mi opinión, con el agregado de que tiene como ayudante a Juan Manuel Lillo a quien antes nombramos. Marcelo Bielsa y Tata Martino, a mi entender, también pueden encuadrarse pero con sus matices, creo que lo del Loco y el Tata es un poco más vertical, más directo. Y entre los históricos, también con matices, el Flaco Menotti y tras el, Roberto Marcos Saporiti, Jorge Valdano, Ángel Cappa y Osvaldo Ardiles.

Obviamente todo esto tiene sus matices, pido por favor no tomar esto como si fuera algo rígido, estamos hablando de futbol. Siempre vale la aclaración porque después vienen las confusiones. No es que son todos iguales o que esto es un dogma. Si hablamos en términos estrictos, muy estrictos, como dijimos recién, tal vez sólo podamos poner como herederos de Michels a Cruyff, Van Gaal, Guardiola, Lillo. Yo aquí no estoy solo poniendo a los que estrictamente se apegan a la escuela holandesa, además estoy nombrando a los que son muy similares con matices. Tal vez el juego posicional que luego veremos bien de qué se trata, solo es cumplido por muy pocos, por eso es que en términos estrictos nombro a Cruyff, Van Gaal, Guardiola y Lillo. Pero más allá de no practicar el juego estrictamente posicional, vale incluir a todos los otros. Incluso me gustaría sumar algunos más, que claramente no son de la escuela holandesa, pero que si son entrenadores que basan su juego en la tenencia del balón, el dominar al otro equipo desde controlar pelota y campo y desde un juego de pases. Quisiera destacar aquí a Coco Basile entre los históricos, y a Diego Cocca, Marcelo Gallardo, Jorge Almirón y Chacho Coudet entre los nuevos. Estamos hablando siempre de Argentina.

Para que no haya confusiones: no estoy diciendo que Basile o Gallardo son herederos de la escuela holandesa. Estoy diciendo que son entrenadores que, sin estar incluidos en esa escuela, basan su juego en la posesión de la pelota y un juego de pases. Por eso los incluyo. Quiero que quede bien claro porque no quiero dar lugar a malentendidos. Incluyo en la lista a los entrenadores que siguen estrictamente esta escuela, a los que la siguen con matices, y agrego a algunos que a pesar de no seguir esta escuela, vale la pena nombrar porque como idea primitiva tienen el control del balón y un juego de pases. Además de que obviamente aunque uno no siga a la escuela holandesa, no puede dejar de estar influenciado, ya que la revolución protagonizada por la misma alcanzó a todo el fútbol contemporáneo. Cualquier equipo que priorice la tenencia del balón y un juego de desmarques, pases y triangulaciones, por más que ni siquiera sepa que es la escuela holandesa, igualmente está influenciado por ella, aunque sea de manera indirecta. Como decíamos antes, la revolución futbolística protagonizada por el fútbol total logró un cambio de paradigma en el fútbol. Haciendo un nuevo paralelismo con la ciencia, en este caso con Thomas Kuhn, quien escribió sobre las revoluciones científicas y los cambios de paradigmas en la ciencia, aquí podemos asociarlo al cambio que impuso Rinus Michels. Este fue de hecho un cambio de paradigma en el fútbol. Porque logró reunir o sintetizar una serie de conceptos en una escuela futbolística nueva y porque esta barrió definitivamente con todo lo anterior, hay un antes y un después de la escuela holandesa en el fútbol, más allá de si un determinado equipo aplica o no sus conceptos, estos revolucionaron el fútbol y este nunca más volvió a ser el mismo. Por esto es que decimos que significó un cambio de paradigma, porque todo lo anterior quedó al margen, nunca más se volvió a jugar al fútbol como antes de Rinus Michels, se redefinió la forma de jugar al fútbol y todos debieron adaptarse. Repito, más allá de si un determinado equipo aplica o no de manera directa sus conceptos, la influencia en el juego fue total, respecto a la presión, al juego colectivo, al intercambio de posiciones, al marcaje en zona, a los desmarques.

En resumen entonces, estos son los antecedentes históricos y lo actual de la escuela holandesa. Como les dije antes, esto no se debe tomar como algo rígido, sino como un conjunto de conceptos teóricos que forman una escuela de fútbol y que luego llevados al campo de juego, a la práctica, al análisis de resultados de futbol puesto en práctica, tiene seguidores estrictos, seguidores no tan estrictos, y seguidores que tal vez ni siquiera saben que están llevando a cabo conceptos de una escuela determinada que los influenció de manera indirecta. Intentaré sintetizar ahora estos conceptos elementales.

II – Conceptos fundamentales

Juego de posición, triangulaciones, superioridad numérica, desmarques y pases constantes, viajar juntos con el balón, posesión del balón, presión alta, recuperación rápida del balón. Creo que esas son las características principales de la escuela holandesa. Podemos decir que son los diferentes conceptos o categorías que forman el todo que es la escuela. Aquí, para que yo pueda explicar mejor y que el lector pueda comprender mejor divido por categorías, “aíslo” cada concepto para centrarme en ese específicamente y así poder explicarlo/comprenderlo de manera más simple, aunque atención, esto no significa que cada concepto está aislado del otro, sino todo lo contrario, se deben tomar como un todo y no como partes sueltas. Es más fácil para explicar/comprender, si yo “aíslo” cada concepto y lo explico por separado, por ejemplo, presión alta, recuperación rápida del balón, posesión del balón, triangulaciones constantes, etc., pero es un todo, un compendio de conceptos que debe ser tomado como un todo indivisible y además dinámico, porque esto que aquí está en letra, en papel, luego tiene su correlato real en la cancha, en la dinámica del juego.

La idea fundamental de este estilo futbolístico es el llamado juego de posición o juego posicional, que según Juanma Lillo consiste en “ir generando superioridades a la espalda de la línea que te aprieta. Todo es más fácil si la primera salida de balón es limpia”(5). Es decir, sale un jugador con el balón desde la defensa, recién cuando le sale al cruce una marca, este pasa el balón a un compañero: “Nunca se toca si no sale un rival”(6) dice Pep. La clave está en que nuestros compañeros se posicionen libres a espaldas de la línea de presión rival, es decir, en el ejemplo de recién, si nos sale al cruce un delantero, situarnos a la espalda de ese delantero y lo más libre posible de la línea de mediocampistas rivales. Ahora bien, otra de las claves es que detrás de la línea de presión rival se posicione más de un jugador nuestro, a diferentes alturas, y lo más importante de todo, uno de espaldas al arco rival, y uno de frente. Aquí aparece la idea fundamental, el llamado tercer hombre y la segunda acción, aparecen los famosos triángulos. La idea de esto es buscar al jugador más libre y más lejano de manera vertical, este recibirá la pelota y se apoyará en otro que esta mas atras en el campo pero de frente para avanzar, así, con el primer pase al hombre más lejano, atravesamos líneas rivales, y con la descarga, que sería la segunda acción, encontramos al tercer hombre y lo dejamos de cara para que siga progresando en el campo e inicie de nuevo el ciclo: busca a un compañero alejado que se encuentre detrás de una línea de presión rival, le pasa la pelota, y este descarga de espaldas a un compañero que también está detrás de la línea de presión rival, pero de frente, y así sucesivamente hasta llegar a posiciones de gol. Guardiola dice que esto es “buscar a quien está al frente, tocar al frente y abrir. Cruyff me decía: cuando usted tenga la pelota, busque al jugador más adelantado. Romario o Laudrup si juega, el más profundo. (…) ¿No hay espacio? Juegue aquí, juegue al lado. Pero la primer cosa que usted debe mirar, es si puede jugar al frente, lo más adelante, porque así, además de estar atacando, evitamos millones de contraataques”(7). Juanma Lillo también hace referencia a esta cuestión: “No toques si no buscas generar nada. Tocar para superar líneas. Buscar el tercer hombre y la segunda acción (dejar de cara); dejar al más alejado. Generar superioridades en la línea siguiente. No tocar lateralmente si no provocas nada”(8).

Entonces, la idea es: “Siempre que sea posible, usar los jugadores más adelantados como forma de conexión, como apoyo para quien esta de frente al juego. No importa que el jugador que está de espaldas pueda girar. Apenas sirve como apoyo para tocar a quien está de frente, sea un jugador que está libre o el mismo jugador que tocó y se abrió. En el fondo se pretende que los jugadores más avanzados funcionen muchas veces como pivots. El ejemplo más fácil de percibir es cuando la pelota está en uno de los dos medios, este toca para el avanzado, que está de espaldas para recibir y jugar con el otro medio, que ya está de frente para el juego. Para eso hay necesidad de crear un apoyo frontal constante al portador de la pelota y triángulos o rectángulos para crear opciones de recepción del pase que viene del apoyo frontal”(9).

Esto en cuanto al juego de posición o juego posicional y las triangulaciones. Desde aquí podemos desprender otros conceptos como el de hombre libre o el de superioridad numérica. Cuando uno conduce el balón y un rival le sale al paso, ese rival deja una marca, y aparece un hombre libre. La gracia es ganarle la espalda a ese que sale al paso. Si es un delantero o un mediocampista, estaremos avanzando en el campo, si es un defensor estaremos mano a mano con el arquero. Si el rival sale al paso del que tiene la bola y deja a un hombre libre, ese hombre libre se posiciona a su espalda. El pase va hacia él, por lo que atrae una nueva marca, que a su vez deja a otro hombre libre, solo que este jugador no se deja marcar porque solo cumple el rol de pivotear para otro compañero que entra. De esta forma, a veces se conduce para provocar que el rival salga y deje un hombre libre, y a veces se pasa el balón para triangular e ir avanzando en el territorio de cara al arco rival. Además, esto significa que se busca siempre generar superioridades numéricas en determinados sectores del campo. Leamos lo que dice Xavi, uno de los principales protagonistas de todo esto, que lo puede explicar mucho mejor que yo: “El hombre libre significa que siempre puedes buscar la superioridad, por más que el fútbol sea un deporte de 11 contra 11. Hay días que buscamos esa superioridad a partir de Víctor Valdés y eso aún tiene más mérito. A veces, los rivales nos aprietan tan arriba, y de manera tan intensa, que hacemos el 3 contra 2 incluso dentro del área con Valdés, Piqué, Busi o yo. Y, a partir de ese punto, ya puedes atacar con superioridad. Buscar el hombre libre es, por ejemplo, que los centrales tengan el balón y uno de ellos siempre quede libre porque siempre tienes un defensa más que delanteros contrarios. En ese caso, Puyol sube, sube y sube hasta que le sale al paso un rival. Si quien le intenta frenar es mi marcador, entonces el hombre libre paso a ser yo. Si le sale al paso el marcador de Iniesta, Andrés es el hombre libre. Y así buscamos la superioridad en cualquier zona del campo. Haces un tres contra dos, lo ganas y ya tienes el hombre libre. Avanzamos posiciones”(10). Se trata entonces de crear pequeñas superioridades numéricas, si uno lleva el balón y hay dos marcadores, lograr que haya dos apoyos al que tiene la pelota, para superarlos 3 contra dos e ir avanzando ya con la superioridad numérica generada desde la salida.

Otro de los conceptos es el que he leído que llaman “viajar juntos con el balón”, es decir que todo el equipo participa del ataque y luego en caso de perder el balón todo el equipo defiende. Todos progresan juntos en el campo mediante el juego posicional. No es que solo atacan un par de jugadores, no es que por ejemplo, va el 3 y se queda el 4, va el 10 y se quedan el 5 y el 8 y la jugada de ataque se realiza con 2, 3 o 4 jugadores. El equipo no se parte, es un todo en un momento ofensivo y en otro momento defensivo. Lo que no quiere decir que estén todos al borde del área rival, algunos estarán más atrás y otros más adelante, pero siempre todos juntos acompañando la jugada. De la fase ofensiva de “viajar juntos con el balón” se desprende la fase defensiva. Cuando perdemos el balón, los jugadores de nuestro equipo están en buena posición para defender un contragolpe: “El equipo que está en fase ofensiva debe intentar progresar con el pase hacia delante, minimizando las problemáticas de una posible pérdida de balón y el posterior contraataque del equipo rival. En cambio, con el pase lateral, a un compañero de la misma línea, potenciaríamos más los peligros del contraataque además de no progresar”(11). Siempre que se pueda, hacia adelante, ya que si el pivote pierde el balón, nosotros estamos de frente a la jugada para defender. Observando al Barcelona de Guardiola podemos ver que cuando el equipo perdía el balón, en lugar de replegarse, como todos los jugadores estaban participando de la fase ofensiva y estaban ordenados en torno al balón y a una distancia relativamente corta, los jugadores atacaban al que tenía la pelota, presionaban inmediatamente al que tenía la pelota. Luego investigando descubrimos que el equipo de Pep entrenaba recuperar la posesión de la misma en menos de 5 segundos. Perder el balón y en lugar de retroceder en el campo, presionar, achicar, y recuperar la pelota, si es posible lo más cerca del arco contrario, en lugar de cerca de nuestro arco. Un buen lugar para ver estos conceptos pero en vez de en papel con videos de fragmentos de partidos es el blog de Matías Manna, Paradigma Guardiola.

Bien, tenemos así los conceptos fundamentales de la escuela holandesa. Voy a repasarlos por última vez para que quede bien claro. La idea central de esta escuela es ir avanzando en el campo, todo el equipo junto, mediante triangulaciones, mediante poner jugadores libres a la espalda de las líneas de presión rivales. Esta es la clave del juego posicional. El que lleva el balón busca el pase vertical más alejado, el que rompa líneas a espaldas de los rivales. Este que recibe va a jugar de espaldas al arco para otro compañero que está también a espaldas de la línea de presión pero de frente al arco contrario. Y así se forma el triángulo, dejando siempre a un compañero de cara al arco rival. Esta es la mejor manera de progresar en el campo, es ir avanzando posicionalmente generando superioridades numéricas y siempre quedar de frente al arco rival. Para esto es importante el desmarque, la colocación, es decir las cualidades mentales de los jugadores para encontrar los espacios a la espalda de las líneas de presión, y las cualidades técnicas, para controlar el balón y pasarlo, controlar el balón y pasarlo, y así sucesivamente, para formar los triángulos. De nuevo: uno lleva la pelota, hace un pase vertical al hombre más lejano que tenga para pasarla, y este de espaldas al arco rival y a espaldas de la línea de presión se la da al que se posicionó de frente a el, tambien a espaldas de la línea de presión pero de frente a él y de cara al arco rival, así se cierra el triángulo. O uno lleva la pelota, un compañero se aleja con su marca, baja otro compañero que pivotea y se la devuelve al primer hombre que juega con el tercero que vuelve desmarcado. Lo más importante de este tipo de triangulaciones es que “Permite transformar situaciones en que están 8,9 o 10 rivales detrás de la línea de la pelota, en situaciones de 4,5 o 6. Acá es importante que los jugadores que están de espaldas perciban que más que asegurar, en este momento deben intentar una conexión rápida con un jugador próximo que está de frente para el juego. Esto implica que se usen pases esencialmente verticales (para el frente) o diagonales, en detrimento de un pase paralelo (para un jugador al lado, en la misma línea)”(12). Aqui esta la mayor funcionalidad del juego posicional. Pasar de tener a todo un equipo enfrente a tener 4, 5 o 6 jugadores y atacar con superioridad numérica.

Para completar los conceptos, el parado táctico en la cancha, por lo general, no sale de un 3-4-3 (Ajax de Van Gaal) o un 4-3-3 (Barça de Pep). La razón de esto es que con esos esquemas tenemos la mayor parte del campo ocupado, y la mayor predisposición posicional a formar triángulos.

La clave entonces está en el juego posicional y las triangulaciones, el resto de los conceptos completan a estos. Se puede decir que dentro del todo que son estos conceptos, el juego posicional y las triangulaciones son los aspectos principales y el resto son los aspectos secundarios, aunque obviamente esto depende de los momentos. Por ejemplo, en el momento en que perdemos la pelota, el juego posicional y las triangulaciones pasan a ser secundarios y la presión pasa a ser lo principal, cuando recuperamos la pelota, el juego posicional vuelve a ser lo principal. En todo caso, aunque siempre dependiendo de en qué momento del juego nos encontremos algún aspecto del todo conceptual será lo principal y el resto lo secundario, en última instancia, siempre termina siendo lo principal el juego posicional y las triangulaciones.

Hasta aquí entonces, los conceptos fundamentales de la escuela holandesa de fútbol. Para finalizar hago una última aclaración metodológica. Nosotros aquí estamos hablando de fútbol, no podríamos jamás hacer una serie de lineamientos rígidos de algo que es completamente dinámico, es decir, el juego se deriva de manera dinámica sin que nosotros lo podamos prever, pero sí podemos tratar de incorporar una serie de conceptos teóricos que luego llevamos a la práctica de la mejor manera posible dentro de la dinámica del juego, e incluso mecanizar movimientos dentro de la dinámica del juego. Esto es, si bien es verdad que el fútbol es dinámica de lo impensado, como siempre dice Horacio Pagani retomando a Dante Panzeri, esto significa que el fútbol es imprevisible, que la dinámica del juego se deriva sin que la podamos prever, también es verdad que hay algunas cosas que se pueden trabajar y mecanizar movimientos dentro de esa dinámica. Uno no puede predecir para donde va a salir la pelota en un disparo que se desvía o en un centro con efecto. Pero si puede trabajar para mecanizar ciertos movimientos y orientar el juego de una determinada forma. El ejemplo más claro es justamente esta escuela holandesa. No quiero que se malinterprete la cuestión, o sea, el fútbol no se puede mecanizar, porque los jugadores no van a salir a la cancha como robots a hacer algo mecánico, pero sí se puede orientar un trabajo dentro del campo. El caso de las inferiores del Ajax y del Barcelona es el caso testigo. Desde las inferiores a la primera juegan aplicando esta escuela. Casi que lo mecanizan. Cuántas veces vimos al Barça parecerse a una máquina, triangulaciones y triangulaciones y triangulaciones. Esto, si se trabaja, se puede llevar a tal grado de mecanización que después sale de manera natural. Es claro que hay una dinámica impredecible, pero también se puede trabajar para reducir al mínimo lo impredecible y tratar de hacer en la cancha algo que primero es teórico, luego es llevado a la práctica en los entrenamientos y por último es llevado a la práctica en los partidos. Y el ejemplo más claro es el del Barcelona. No es un libre albedrío de pases sin sentido. Es una mecanización calculada al máximo posible de pases y triangulaciones, que obviamente dentro del campo se insertan en una dinámica. Mecanización dentro de la dinámica.

Nicolás Varela para CENTROJÁS

III – Citas textuales y fuentes de consulta

  1. Fragmentos del libro “Conceptos fundamentales de la escuela holandesa de fútbol y algunas consideraciones acerca del fútbol en general y del fútbol argentino en particular”, adaptados para este escrito. https://drive.google.com/file/d/0BxnYEiBnJex5UWFmQmdSXzYxSG8/view?usp=sharing

  2. http://www.elenganche.es/reportaje/escuela-holandesa-germen-del-presente/

  3. https://twitter.com/GabrielArias7/status/794562486578061312?s=03

  4. http://www.elenganche.es/reportaje/escuela-holandesa-germen-del-presente/

  5. http://www.martiperarnau.com/tactica/el-juego-de-posicion/

  6. http://www.martiperarnau.com/tactica/el-juego-de-posicion/

  7. https://eljuegoinquebrantable.wordpress.com/2016/06/20/una-de-las-bases-de-la-escuela-holandesa-el-tercer-hombre/

  8. https://eljuegoinquebrantable.wordpress.com/2016/06/20/una-de-las-bases-de-la-escuela-holandesa-el-tercer-hombre/

  9. http://futbolpractico.com.ar/blog/95-tercer-hombre.html

  10. http://www.martiperarnau.com/tactica/el-concepto-de-hombre-libre/

  11. https://eljuegoinquebrantable.wordpress.com/2016/06/20/una-de-las-bases-de-la-escuela-holandesa-el-tercer-hombre/

  12. http://futbolpractico.com.ar/blog/95-tercer-hombre.html

http://www.elenganche.es/

http://www.martiperarnau.com/

https://eljuegoinquebrantable.wordpress.com/

http://futbolpractico.com.ar/

http://paradigmaguardiola.blogspot.com.ar/

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

2 opiniones en “La Escuela Holandesa – Conceptos fundamentales”

  1. Jugue futbol,amo el futbol,siempre me gustaron los equipos que juegan bien y que practican buen futbol…aportes como estos nos ayudan mucho a entender mas este bendito deporte …muchas gracias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.