La Obtención de Una Condena Atroz – Mundial 1978

Argentina es un país diferente a cualquier otro del planeta. Y no es por nuestra simple creencia criolla de creernos los mejores del mundo ni mucho menos, sino que la diferencia tiene que ver con miles de sucesos que ocurrieron en todos los ámbitos dignos (en este caso no) de ser recordados. Desde los mejores jugadores del mundo, estadistas políticos, artistas, poetas, escritores y mucho más. Pero como también hubo victorias patrióticas de identificación nacional, también hubo derrotas evidentes. Y una de ellas fue la planificación, ejecución y obtención del Mundial 1978.

Dicho país, padeció costos sociales producto de crisis y diferencias políticas que llevaron al país al caos y el extremismo. Parte de ese problema provino con la revolución libertadora y el golpe a Juan Domingo Perón en el año 55’ donde el ejército militar tomó el país ilegalmente por las armas produciendo un bombardeo en la emblemática Plaza de Mayo que dejó un saldo de más de 300 muertos y 700 heridos.

Posterior a eso oficialmente se derrocó al apodado “General” (quién fue por cierto partícipe del primer golpe de estado de 1930 en Argentina contra el gobierno de Hipólito Yrigoyen) para así llegar a una década entera de sangre, revolución, anarquía y tragedias. Con la aparición de la llamada “resistencia” con alineaciones políticas como el Ejército Revolucionario del Pueblo, las Fuerzas Armadas Peronistas, los Descamisados y los principales afiliados a la rebelión apodados “Montoneros”. Con estrategias políticas, desapariciones, secuestros, presidentes elegidos a dedo que luego fueron destituidos (Frondizi e Illia, ambos del partido Radical) el país sufría una guerra interna que simulaba llegar a su fin con la llegada del exiliado presidente que fue destituido ilegalmente.

Con la llegada de Perón, empezaron las divisiones dentro del propio partido producto de los egos y de la búsqueda masiva de participación política. Sin ir más lejos, aconteció la masacre de Ezeiza donde lo que era una fiesta popular de millones de personas esperando “un sueño” termino en una batalla campal entre peronistas tradicionales y montoneros que disputaban los primeros lugares de las filas para recibir a Perón.

Luego, con la asunción y la planificación del partido, el presidente electo dio un discurso en Plaza de Mayo donde agredió verbalmente y expulsó a los montoneros (a quienes por cierto preponderó en la lucha armada y apoyaba las estrategias terroristas como colocar bombas en diferentes instituciones). Con esto, la grieta y el conflicto político social se afianzó y la anarquía prosperó en el país. Sumado a los partidos mencionados, se creó la Alianza Anticomunista Argentina (creación de Perón y Lopez Rega) que eliminaba a la llamada despectivamente “subversión”. Con todos estos hechos, en el año 74’ Perón muere producto de su vejez y una enfermedad que lo tenía intranquilo y termina siguiendo su mandato Isabel Martínez (esposa de Perón y primera mujer en el mundo en ser presidente). Con su marcada ineptitud política, falta de liderazgo y poca visión estadista frente al gran conflicto, fue destituida por un nuevo golpe militar en el año 1976.

Los militares, centrados en armar un régimen nacionalista-populista-totalitario encontraron posibilidades para acentuarse y perpetuarse por un tiempo en el poder. Y la posibilidad elemental de mostrarse ante el mundo como algo que no fueron, fue el Mundial 1978 que Argentina organizaría.

El fútbol en si siempre fue un instrumento maniatado por los gobiernos. Casos de los mismos sobran, llámese Rocca en Argentina asistiendo al vestuario en un partido contra un representativo brasileño pidiendo que por una cuestión diplomática no aumenten el marcador, también el Mundial, o el caso de la llegada del fascismo y las apretadas hacia DT y jugadores siendo amenazados de muerte si no obtenían el Mundial o en el propio nazismo donde Alemania fue bailado por el Dinamo Kiev en un tiempo, fueron al entretiempo y le pidieron de manera amenazante que entreguen el partido, y ante la negativa del rival y al haber convertido 2 goles, el encuentro se finalizó en pleno desarrollo y los ucranianos fueron arrestados, llevados a campos de concentración y posteriormente fusilados.

Con la herramienta del Mundial, la junta militar buscaba mostrarse ante el mundo como un país pacífico y orientado bajo la constitución basándose en el slogan como un territorio que era “derecho y humano” aunque por supuesto, la frase nada tenía que ver con las desapariciones, violaciones de estado, asesinatos crueles y apropiaciones de bebes.

Dentro del Mundial 1978, hubo muchos sucesos que quedaron extraños y atípicos. Entre ellos, lo más recordado como anormal fue la goleada de Argentina por 6-0 frente a Perú, dado que el contexto era extraño. Primero que Perú no era un equipo débil y fácil de roer, y Argentina, bajo la conducción de Menotti, en su principió sufría fallas y algunas dificultades. Pero en el mismo partido (disponible para ver hoy en día en los portales) se notaba un seleccionado argentino protagonista, punzante y eficiente en todas sus jugadas. Y del otro lado, un Perú desconocido y muy debilitado. Trazando un paralelismo del partido, Omar Larrosa, volante derecho, comentó a uno de los integrantes de nuestro equipo: “No sabía que los peruanos tenían la determinación de saber patear a los palos para que la pelota no entrara”. Y dentro de eso, es verídico lo que comenta, ya que inclusive en el principio del partido Perú tuvo 2 situaciones claras donde el azar le impidió concretar.

Pero también, existen versiones donde se comenta y denuncia que varios jugadores peruanos estaban avisados sobre la obligación de entregar el partido. Y el motivo no solamente era la buena relación de ambos países (ambos conducidos dictatorialmente) sino que también Argentina a cambio daría 2 containers llenos de trigo.

Luego varios hechos también generaron incertidumbre, como por ejemplo la conducción de César Luís Menotti al mando del equipo, ya que era una figura muy cuestionada por la junta militar dado su aspecto (fumador, pelo largo, etc) y sobre todo su idea política (provenía del peronismo y luego se afianzó al partido comunista). Pero más allá de eso, tuvo un respaldo desde AFA y un buen puñal de resultados que lo mantenían con vida.

Otro dato también muy peculiar, fue la no participación de Johan Cruyff en el Mundial 1978, jugador emblema de la selección holandesa sub campeona del Mundial anterior. Y dentro de esa no participación, tiene que ver también con un suceso que le ocurrió al mismo jugador previo al Mundial (fue secuestrada y maltratada su familia con robos).

Como también existieron este tipo de represiones y actos anti democráticos, existió una figura periodística la cual fue de las pocas (por no decir la única) que enfrentó a la realización del evento y su desarrollo que se llamó Dante Panzeri. El cual falleció 30 días antes del comienzo por causas naturales, pero que en sus notas explicaba el por qué ganar el Mundial de esta manera era lo peor que le podía pasar al país. Entre muchas citas, la más destacable fue en un artículo que publicó en la revista Chaupinela en noviembre de 1975: “Todos esos orígenes domésticos-infantiles de nuestros acostumbramientos a vivir afanándonos a nosotros mismos, determinan que queremos hacer el Mundial 1978 aún a sabiendas de que nos va a ir muy mal, especialmente si lo ganamos. Porque lo vamos a ganar al estilo Martín Fierro y el Viejo Vizcacha. Delincuentes comunes con los que ya tenemos fabricados el mito de la delincuencia bondadosa, que también apoya al acostumbramiento nacional de afanarnos entre nosotros mismos”

Con todos estos sucesos, se podía olfatear un tufillo de ilegalidad dentro del propio Mundial 1978 que tenía como fin a rajatabla que Argentina fuera victoriosa y deje una gran imagen ante el mundo. Claro que igual nada tiene que ver esto con un gran equipo que se formó con jugadores locales, como un gran volante central como Américo Gallego, un referente indispensable como Daniel Pasarrella, jugadores de buen pie como Bertoni, Ortiz y con la presencia emblemática del Matador Kempes (único jugador que pertenecía al fútbol europeo). Dentro de la perversidad que esta organización generaba, lo más destacable fue la fluidez del seleccionado. Un equipo netamente ofensivo, con buen trato de balón y con una filosofía de no entregar la idea y siempre pensar en el mérito propio por sobre el rival. Y así fue como obtuvieron el título ganando la final frente a Holanda por 3-1 en el alargue. Con una actuación fenomenal de todo el equipo y con escenas destacadas de Filliol y Kempes.

Argentina en el Mundial 1978

Los 11 titulares de la final del Mundial 1978 frente a Holanda.

En definitiva, lo que Panzeri manifestaba era una crónica de un éxito desentonado. Donde hoy, más allá de la lejanía del tiempo, no se lo tiene en cuenta por la mezcla de fútbol-política. Inclusive, la gran mayoría del pueblo se siente más identificado con la obtención del Mundial 86 o del propio sub campeonato del Mundial 90. Ya que, más allá del punto de vista estético y futbolero, se obtuvo bajo la por fin esperada democracia bajo la conducción de un líder radical como Raúl Alfonsín.

La conclusión, fue que la historia nos enseñó el desenlace que deja el apareamiento de la política sobre el fútbol. Manchas de corrupción y estafa fue lo que más se recuerda de esa oscura y desastrosa manca imborrable que nos queda. La obtención del primer título, la figura de un gran técnico como Menotti, el desarrollo de ese gran equipo y toda la ilusión que lo rodeaba, quedó en la nada misma. Esperemos que algún día, el fútbol tenga memoria y recuerde a los campeones por encima de los opresores que durante tanto tiempo nos ofuscaron y nos encerraron en su burbuja de ilegitimidad y opresión.

El presidente de facto, Jorge Rafael Videla, haciendo entrega de la Copa.

El presidente de facto, Jorge Rafael Videla, haciendo entrega de la Copa.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

1 opinión en “La Obtención de Una Condena Atroz – Mundial 1978”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.