La vuelta de Gago, la vuelta del centrojás

En tiempos sombríos, Boca necesitaba luz. Luz para transitar con seguridad, esclarecer ideas y confirmar la proposición. Fernando Gago vuelve luego de 217 días fuera de las canchas, debido a una tormentosa lesión en el talón de aquiles que lo marginó de toda actividad de carácter oficial. Para alivio de Guillermo Barros Schelotto, todo su cuerpo técnico, jugadores y propios hinchas, el “5” volvió prodigiosamente. Ya había disputado minutos en España, en un amistoso contra el Sevilla de Sampaoli, donde también brindó una gran presentación en la zona medular, pero ésta -contra San Lorenzo- “sí contaba”, ésta era por los puntos.

Para el partido contra el dolido San Lorenzo de Diego Aguirre, Guillermo cambió de sistema. Esta decisión, por supuesto, condicionada por el regreso de “Pintita”; desecha el doble 5 y pasa a jugar con un mediocentro único. Gago con la responsabilidad de brindar soporte, crear una nueva línea entre defensa y ataque y dar rienda suelta a Rodrigo Bentancur y Pablo Pérez, jugadores que flotaron en posiciones un poco más ofensivas, sin dejar a un lado el despliegue que ya venían proponiendo cuando ejercían de pareja recuperadora/constructora en compromisos anteriores. Para ser más explícitos y para los amantes de los números -telefónicos-, Boca se plantó con un 1-4-3-3 en el nuevo Gasómetro.

En principio y a lo largo de todo el encuentro, se visualizó al centrojás delante de la pareja de centrales (Vergini-Insaurralde), por momentos incrustándose entre ellos, para sacar prolijamente la pelota de la zona de resguardo (sector que no presionaba San Lorenzo), y detrás de los dos interiores o volantes mixtos (Bentancur y Pérez), siendo epicentro de la escuadra boquense y funcionando como enlace defensa/ataque, en ocasiones al nivel de los laterales adelantados de la zaga central (Peruzzi y Fabra).

Gago en posición

Continuamente mostrándose como opción de pase hacia Vergini e Insaurralde, Fernando gesticulaba y comandaba a dónde iría cada movimiento o acción, comúnmente con intenciones claras de dar continuidad al juego, con deseos de que éste fuese ligero, concreto y eficaz. Un cerebro andante.

Dos personajes que respiran con Gago en cancha son Rodrigo Bentancur y Pablo Pérez. Al poseer un valor de apoyo a sus espaldas, pasan a ocuparse más de gestionar correctamente cada acción ofensiva y abastecer las necesidades de los atacantes. El sistema, en consecuencia, ofrece más alternativas, blindaje y libertad para la creatividad, esa que termina siendo fundamental en el desarrollo del partido.

Gago estuvo permanentemente vigilado por el delantero centro de San Lorenzo, único jugador que superaba el cinturón del campo cuando el “Ciclón” no tenía la pelota. Esta objeción del rival no bastó para frenar los constantes envíos y traslados del volante central que, cuando se le presentaba la oportunidad, avanzaba metros cruciales y confeccionaba la profundización del juego, generando así más vértigo al ataque azul y oro.

La tarea pendiente para Guillermo y los suyos es enseñar a interpretar cuándo y cómo hay que administrar el resultado. En el delirio de la segunda parte, con un San Lorenzo empujado por su gente y urgido por el gol del empate, el mediocampo quedó expuesto y roto ante las continuas salidas en largo con intención de contragolpear insignificantemente, tomando en cuenta que nunca se proponían duelos donde el xeneize apostara con superioridad numérica en el frente de ataque. Ahí es donde tienen que aparecer los experimentados, léase, Gago y Tévez. Lo intentaron, pero los dos personajes en cuestión no pudieron inclinar la balanza.

Boca inhala y exhala con la presencia de Gago. Obviando el resultado, se evidencia un equipo más dinámico, suelto, con propuestas más claras y obtiene la enorme variante de la sapiencia en el campo, esa que tanto carece en el fútbol argentino. 

Sin dudas, Guillermo recupera un líder y filtro de juego que no cualquier conjunto argentino puede darse el lujo de poseer. 

En resumidas cuentas, la pelota sonríe; volvió Gago.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.