La inteligencia colectiva en el fútbol

Inteligencia Colectiva

“Maradona jugó solo en el Napoli y ganó todo”. “Mascherano y diez más”. “Solamente con Tévez Boca será campeón otra vez”. Frases estúpidas, que se escuchan en un café, en la oficina y hasta se pueden llegar a observar en los medios de comunicación.

Un equipo de fútbol no es la suma de varios jugadores. En parte, es la relación que existe entre los futbolistas para crear algo nuevo. Por eso, hay que hablar de sistema. El deporte más popular del planeta es un sistema complejo, porque está compuesto por elementos que interactúan entre ellos (jugadores, balón, entrenadores, técnica, táctica, psicología, preparación física, etcétera, etcétera, re-contra etcétera). A mayor cantidad de piezas, mayor complejidad. Las variables son infinitas.

El Diego no entró nunca solito al San Paolo. Tévez jamás pateó un córner y fue a cabecear su propio centro. Entonces, se debe hablar del juego colectivo, y sobre todo, de la inteligencia colectiva que requiere el fútbol.

El fútbol nace del cerebro y no de los pies. En el juego en zona tienes que pensar, en el marcaje hombre a hombre manda la fuerza…” . Arrigo Sacchi

Cuando comienza un partido surge un obstáculo principal, que consiste en coordinar los movimientos de once individuos para formar la circulación grupal. Es como una coreografía compuesta por una decena de bailarinas. Cada una tiene sus pasos y sus desplazamientos individuales, y a su vez, le dan sentido a lo colectivo.

Se vive en un mundo individualizado, y el fútbol no es la excepción. Por lo tanto, existe un desenfoque y se pierde de vista la importancia de la cohesión de equipo, que tiene como necesidad inalterable a la voluntad.

Cuando el equipo “A” ataca y pierde el balón, el equipo “B” debe realizar la transición rápida para aprovecharse y encontrar un desequilibrio en el arco contrario. En consecuencia, la inteligencia colectiva está presente. Para los dos grupos. Uno tiene que saber cómo agruparse y mantener al equipo corto y el otro está obligado a superar líneas y ensanchar el campo. La sincronización de cada jugador ayudará al conjunto.

Para rematar, una unidad colectiva no suprime a una unidad individual. Todo lo contrario. Un equipo notable, posiblemente, mejore a un jugador.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.