Entrevista a Iván Marcone: “No es lindo para el jugador estar lejos de la pelota”

Iván Marcone con Centrojás

En Centrojás, como no podía ser de otra manera, consideramos elemental para el desarrollo del juego fluido de un equipo la impronta que le dé el volante central. En este caso, les presentamos la nueva sección de entrevistas charlando nada más ni nada menos que con un mediocentro superlativo (y además supercampeón, luego de haber ganado la Supercopa Argentina con el equipo de Lanús habiendo derrotado por 3-0 al River de Marcelo Gallardo).

Iván Marcone es un jugador de 26 años nacido, proyectado y desarrollado en la ciudad de Sarandí, donde vivió gran parte de su vida y donde estuvo el mayor tiempo profesional detrás de la pelota. Jugó en Arsenal del 2008 al 2015 con la presencia de técnicos como Gustavo Alfaro y compartiendo vestuario con jugadores como Benedetto, Ortiz y Cuesta, entre otros. Hoy se desenvuelve como volante tapón en Lanús con una gran trascendencia en todas las facetas del juego.

-¿Sentís que tu posición es de las más determinantes para dar orden y fluidez al equipo?

Soy consciente que hoy en día mi posición es muy importante para cualquier equipo. En el progreso del fútbol somos importantes para el funcionamiento, el orden y demás.

-¿Quiénes son  referentes en la posición para Iván Marcone?

Trato de mirar a todos para aprender. En si no me quedo con uno solo en particular, aprendo mucho de Mascherano cuando cumple esa función en la selección, me gustaba ver a Kranevitter. Más allá de ellos miro jugadores europeos para tener más información.

Aunque la entrevista se hizo del lado donde generalmente ocupa su lugar el público visitante en el estadio de Lanús, Iván siente que él es local y está en su casa partiendo del juego: poniendo por delante el sello del equipo basado en ataque, tenencia y posicionamiento.

Al hablar de una idea diferente dentro de la parte estratégica, sobre todo cuando se habla de jugar con dos contenciones, inmediatamente se perturba y empieza a escupir argumentos basados en el por qué es mejor jugar con uno solo en la parte central.

-En un pasado cercano volver a hablar de jugar con un solo 5 era quizás un disparate: ¿Hoy como ves que nuevamente los mediocentros vuelvan a jugar en soledad y sin compartir el puesto con otro?

Que volvamos a hablar de jugar con un solo volante de contención es muy bueno. El hecho de jugar con dos quizás lo que provoca es la reducción de posibilidades para atacar. Jugar con uno solo te da más fluidez, tenencia y poderío ofensivo.

-¿Cuál sentís que es tu tarea más importante en el juego?

Mis características son de recuperación y distribución. Mi función es recuperar, darle orden al equipo y relevar. En si tengo más importancia jugando sin pelota para ocupar los espacios cuando se pierde la pelota. Pero más allá de eso me gusta mejorar los perfiles y la técnica. Me gusta a su vez darle valor a la tenencia, no me gusta dividirla y siempre busco entregarla limpia a mis compañeros.

El volante del Granate no tiene como defecto el adictivo uso de recursos para la tribuna. Menos en las declaraciones. Más allá de que lo demuestra en el juego, también en la charla habla con precaución sobre la repercusión y narra con honestidad su manera de ver el fútbol.

-Se dice que las finales no se juegan, se ganan… ¿Para vos es así esto?

Entiendo a lo que se refiere la frase, pero siempre en las finales son dos equipos y no pueden ganar ambos. De lo que estoy convencido es que la final es la última prueba, es el sello final a un ciclo que luego finaliza o se pone en pausa. No por perder una final se debe desmerecer lo que se trabajó durante el año.

-¿El mejor partido que jugaron fue en la final contra San Lorenzo?

No sé si el mejor partido, creo que en esos noventa minutos logramos implementar todo lo trabajado durante el año. Nos salió todo redondo y quizás por eso pareciera que fue el mejor partido, pero durante todo el año tuvimos argumentos para justificar el campeonato.

-¿Cómo tomas las estigmatizaciones hacia un equipo que intenta salir jugando y probar algo distinto?

Siempre en el periodismo está el hecho de que si haces algo bien te busquen por lo malo y si haces algo malo te busquen por lo bueno. Es muy difícil seguir esa lógica, siempre buscamos polemizar y no ver lo bueno del juego. Esa idea es una modalidad que está haciendo progresar al fútbol. No solo por la cuestión estética, sino por las variantes que genera tener siempre superioridad numérica.

-¿Es difícil lograr naturalizar las salidas? ¿Qué le pide Jorge Almirón a Iván Marcone en esto?

Es algo que hay que trabajarlo y mucho. Primero de estar convencido y seguir la convicción del técnico. El día que lo haces y da resultado te das cuenta que lo que hacías antes (dividir) no tenía mucho sentido. En si lo que me pide Jorge es ser una alternativa más de salida, trato de aparecer siempre libre para ser una opción de pase permanentemente.

Más allá de la manera de declarar y de su acercamiento con el juego de tenencia y de ataque, Iván habla de Gustavo Alfaro (técnico de Gimnasia de la Plata) de la misma manera que un hijo habla de su padre. Más allá de su cariño, cuenta también lo que le dio para progresar.

-¿Qué opinión tenés de Alfaro como técnico?

Destaco mucho de aprender con él en lo humano. En lo futbolístico aprendí mucho tácticamente, sobre el orden, la concentración, la estrategia. Luego con la llegada de Jorge y sus variantes fui adquiriendo más conceptos y herramientas. Pero la base de Gustavo me fue fundamental para después ir adquiriendo experiencias.

-¿Cuánto sufre un jugador los entrenamientos sin pelota?

Y… es bastante difícil (sonríe y se ríe). No es lindo para el jugador estar lejos de la pelota. Ojo, es importante la condición física, pero uno si corre alrededor de la cancha y ve la pelota en el medio la quiere agarrar. Ese es un gran mérito de Jorge, siempre nos hace estar cerca de ella.

Hablar de AFA, su malestar y los conflictos es algo a lo que cualquier jugador y futbolero sufre. No solo por como involucionan y se empobrecen los clubes, sino también porque el fútbol no tiene fecha de inicio y la competencia sigue lejos.

-¿Cómo se sienten ustedes sabiendo que quizás entrenen y hagan una pretemporada para después no poder competir?

La verdad que preocupa, lo más lindo para nosotros es estar en competencia y marcar los objetivos. Nosotros sabiendo que somos los últimos campeones tenemos la ilusión de defender el título y pelearlo hasta el final.

-¿Cómo ves a la selección con estos conflictos?

Cuando las cosas no están claras es muy difícil todo. Es difícil analizarlo, solo se puede desde afuera alentar y confiar en los manejos del Patón. Es difícil en si acostumbrarse a distintos técnicos en tan poco tiempo.  Y a su vez la impaciencia y la intranquilidad genera pesadez en los jugadores que en definitiva nos representan.

PING PONG con Iván Marcone

Un jugador: El Gordo Ronaldo.

Un Técnico: Gustavo Alfaro.

Un libro: La Biblia.

Un Club: Lanús

Un partido memorable: 4-0 contra San Lorenzo.

Una frustración: Por suerte ninguna que recuerde.

Gracias a Iván Marcone, al club Lanús y su gente de prensa (Juan Martinich) por habernos recibido.

Entrevista: Matías Quaranta y Adriano Savalli.

Grabación: Gustavo Benítez.

Podcast: en este enlace el audio de la entrevista completa.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.