Por qué está muy bien que hayan echado a Claudio Ranieri

Han echado a Claudio Ranieri

Photo courtesy of footysphere(CC ShareALike)

Mi suegro tiene casi 80 años y juega al tenis cada día. Entre los papelitos que tiene pegados en un panel donde guarda sus enseres hay uno viejo, viejísimo. Dice, escrito en lápiz con letra firme, 

“Es muy difícil ganar, por eso se festeja tanto el éxito”.

Claudio Ranieri llevó al Leicester a la cima, a la cúspide más alta a la que un equipo de ese nivel podría haber aspirado jamás. Fue bonito mientras duró. Así como en el mundo empresarial nadie te paga el sueldo por los éxitos del año pasado (es más, puedes batir todos tus records de ventas en el año 2016, ganarte el premio al mejor trabajador y salir en la tapa del newsletter de tu empresa, que si en Enero de 2017 has bajado tu performance es esperable que recibas un tirón de orejas).

“Lo difícil no es ganar, es mantenerse” dice la voz popular. Como otras citas de perogrullo, tiene la fuerza de la verdad aprendida a golpes. ¿Comen los cachorros de la leona con lo que la madre consiguió la semana pasada? ¿Pagas la hipoteca del mes que viene con el sueldo de 2015? Pues eso, alcanzar algo es mucho más fácil que volver a alcanzarlo con regularidad.

Paralelamente a esto, cuando subes el nivel (social, cultural, económico, de lo que sea) vas sumando costes a tu estado actual que hacen casi imposible mantenerte si no sigues metiendo leña al horno. ¿Cuánta gente hay hoy que con lo que le cuesta la cuota del coche hubiese pagado, hace 10 años, la cuota de una casa?

Volviendo al fútbol: ¿cuánta gente cercana al Leicester (desde los accionistas y responsables hasta los fans y la prensa) no esperaban que siga, si no en la cúspide, cerca? ¿Cuántos costes, expectativas, presupuestos, planes, sueldos y premios se han calculado pensando en que el Leicester NO iba a volver a la división inferior como parece que corre riesgos de ocurrir?

¿Crees que a Claudio Ranieri esto le sorprende? ¿Crees que le es ajeno? No tengo idea de cuál sea el sueldo de Ranieri en la Premier League. Pero seguramente incluye un colchón suficiente de fondos como para compensar la volatilidad que se espera de su puesto de trabajo.

En cualquier deporte, el objetivo es ganar. Te puede molestar que el UNICO objetivo sea ganar, y más aún que se intente ganar como sea. Pero no lo olvides: con tus mejores armas, honrando tus convicciones, dejando la sangre, el corazón y la voluntad en la cancha, en el deporte se trata de ganar.

Los que creen que es injusto que hayan echado a Claudio Ranieri seguramente no son los que están negociando los contratos de esponsorización para el Leicester del año que viene. No se trata de una injusticia, incluso es probable que Ranieri mismo esté de acuerdo con este principio tan básico del fútbol actual: si no ganas, te vas a casa. Si no fuese así, el trabajo de un entrenador de elite sería mucho más mundano, aburrido, y menos rentable. Por eso es que entrenadores de la talla de Pep Guardiola suman tantos adeptos y seguidores: ganan, se mantienen, consiguen resultados convencidos de una idea que honra al espectador y al espectáculo. El día que un Guardiola no gane, se irá a casa a pensar cómo volver… volver a ganar.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.