PARO DEL FUTBOL: FINALMENTE SE DIJO BASTA

Los jugadores hablaron y finalmente dejaron de lado el amor infantil por jugar que trasciende sus vidas para legitimar lo que verdaderamente son: Profesionales.

Durante largas décadas el fútbol argentino fue llevado a un sistema de gobierno unipersonal, discreto, mafioso y corrupto. Donde la pelota rodaba, pero con parches e irregularidades. Con el fallecimiento del principal instaurador de este modelo de tinte autoritario y tenebroso, el sistema colapsó y el pus que concentró el fútbol nacional se extirpó y todo salió a la luz.

Luego de esta metodología “tapa agujeros” de endeudarse, prestar, despilfarrar y esconder, el “desorden organizado” de Don Julio se clausuró y ya nadie logra entender como suceder este mandato de 30 años. Muchas son las codornices, pero desaparecieron las águilas. Hoy nadie logra salir de las escuchas, las anomalías, los manejos y demás. Inclusive, haciendo eje principal, cuando todo parecía ponerse en marcha, los propios jugadores junto con el gremio del fútbol frenaron la caprichosa con la suela y dijeron basta convocando al paro del futbol.

En el fútbol de ascenso, por ejemplo, hay jugadores que no ven un peso de su contrato desde hace cerca de 5 meses. Muchos de ellos inclusive tuvieron que buscar otras alternativas para lograr llevar el pan a la casa, cuando en realidad, de recibir todo en tiempo y forma, no tienen la necesidad de agregar otro rubro en su rutina para generar capacidad económica.

En estos días en una asamblea extraordinaria que reunía a todas las divisionales se llevó a cabo la rescisión del contrato que vinculaba al gobierno y al estado con la programación estatal denominada “Fútbol Para Todos”. Donde el estado subsidiaba a los clubes mientras utilizaba los derechos para hacer campaña política y clientelismo. Por supuesto, los destinos finales  de los créditos nunca se conocieron, porque los clubes de baja gama están endeudados hasta el cogote y la AFA siguió la misma política de gastar más de lo que tenía.

Con esto, se depositó el dinero faltante mientras se dio paso a negociaciones con medios privados que quieren quedarse con los derechos de televisación. Pese al depósito efectuado, los jugadores se reunieron y decidieron todos dar fin a tanto manoseo dirigencial con el paro del futbol mientras que los que pierden son ellos. De ratones pasaron a ser los gatos que toman los hilos del destino del fútbol, como siempre debió ser. Como nunca tuvo que cambiar, el fútbol perteneciente a ellos y los dirigentes simplemente como figuras de gestión y auto control.

Paro del futbol
Por el momento la pelota no rueda, pero la esperanza de democratizar este espacio tan mutilado y malherido (provocado por irresponsables vestidos de traje) está latente. Los jugadores a la cabeza hoy demuestran que el camino no es solidarizarse para luego volver a complicarse, sino buscar que los espacios se reordenen para que esta organización vuelva a sanar y a ser una entidad prestigiosa y eficaz.

El teatro donde todos los papelones suceden
                                                               El teatro donde todos los papelones ocurren…

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.