Remontada épica del Barcelona que sigue haciendo historia

La expectativa era grande. En una situación normal, la serie hubiese estado liquidada pero el Barcelona no es normal. Para remontar el 0 – 4 de Paris estaban el mejor equipo y el mejor jugador de todos los tiempos.

Messi y la gente celebrando la remontada épica del Barcelona

La gente se sentó a ver el partido sabiendo que algo espectacular podía pasar, una noche mágica de las tantas que este equipo le ha regalado a los amantes del fútbol. En la previa muchos apostaban por una remontada épica del Barcelona de Messi. Y cuando antes de los 5 minutos de juego Luis Suárez abrió el marcador, la expectativa se multiplicó. Muchos dijimos: “ya está, lo golea”. Parecía que iba a ser la noche del Barça. El gol en contra de Kurzawa tras un genial taco de Iniesta cerró el primer tiempo y la hazaña se hacía visible, comenzaba a palparse. Quedaban 45 minutos para que el Barcelona hiciera dos goles, algo que era totalmente probable a esas alturas. Arranca el segundo tiempo y Messi mete el tercero con un misil de penal, le rompió el arco. Al PSG se le llenó la cabeza de preguntas.

El conjunto de Unai Emery hizo un lamentable papel especulando con no comerse 4 goles y por ahí poder meter alguno de contragolpe, y se encontró con un 0 – 3 y cuarenta eternos minutos por aguantar. Parecía que el sueño futbolero era posible, que ese equipo que hace una década nos emociona nos iba a regalar otra página para la historia, cuando en el minuto 61 Edinson Cavani destrozó esa ilusión. El gladiador uruguayo devolvió el misil que había metido Messi hacía unos minutos y lo apuntó directo a los corazones, no solo blaugranas, sino de todos los que estábamos esperando el cuarto gol para desatar la fiesta. El bombazo enmudeció al Camp Nou. El Barça ahora necesitaba 3 goles más para pasar de ronda con 30 minutos por jugar. Si todavía alguien pensaba que era posible, lo pensaba solo porque estamos hablando del Barcelona.

Cavani gol

Pasaban los minutos y el equipo de Luis Enrique iba con el alma, pero el juego no hacía parecer que la hazaña siguiese al alcance del pie. Es más, Cavani y Di María podrían haber sentenciado la serie. Pero no lo hicieron. Y el Barcelona nos guardaba uno de los episodios más emotivos de la historia del fútbol.

Minuto 88 y el Barça todavía necesitaba 3 goles. Neymar, que había entrado mucho en juego pero tal vez no muy bien, clava tremendo gol de tiro libre al ángulo. Dos minutos después, el mismo Ney pone el 5 – 1 de penal. 90 minutos cumplidos y el Barcelona, que dos minutos atrás necesitaba tres goles, ahora estaba a uno de una hazaña histórica, épica. Y la historia a veces es así, nos regala estos momentos únicos e irrepetibles. Minuto 94 y Ter Stegen está en el área queriendo convertirse en héroe. Algo de parte tendrá, porque recuperó un balón en tres cuartos de cancha cuando el PSG se podría haber ido derecho a marcar con el arco vacío y le cometieron una falta. Y a la salida de esa falta vendrá la gambeta de Neymar, el centro, y la aparición de Sergi Roberto, minuto 95, para quedar inmortalizado en un partido con una épica y emotividad que difícilmente volvamos a ver.

Sergi Roberto inmortal

Messi se subió a la tribuna a gritarlo con la gente, otros corrieron para todos lados y terminaron amontonados contra el banderín del córner. Luis Enrique y todo el banco de suplentes, adentro de la cancha delirando de locura. Lo gritaron todos, lo gritó el mundo del fútbol. En un programa de televisión, Gary Lineker, Rio Ferdinand, Steven Gerrard y Michael Owen enloquecieron con el sexto gol. En Argentina, muchos, entre los que me incluyo, gritaron el gol como si fuera un gol del propio equipo emocionados hasta las lágrimas.

La leyenda dentro de muchos años contará que en las calles de nuestro país se escucharon gritos de gol que venían de otras casas. Algo común en nuestra patria que respira fútbol, algo que se escucha todos los fines de semana. Pero no era un gol de ningún equipo local, de hecho, el fútbol argentino todavía no empezó. Eran gritos de gol de un equipo que juega del otro lado del océano a más de diez mil kilómetros, pero que con su fútbol enamoró al mundo entero. La leyenda contará que en Argentina, el sexto gol de la remontada épica del Barcelona contra el Paris Saint Germain se gritó como un gol del cuadro que uno es hincha. Y es que el Barcelona nos hizo a todos hinchas del fútbol.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

1 opinión en “Remontada épica del Barcelona que sigue haciendo historia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.