El Liderazgo Futbolístico en un equipo de fútbol

  Muchas veces escuchamos a diferentes personas del medio futbolístico hablar de un equipo que no se relaciona, de falta de liderazgo,  de equipos que no funcionan, o de aquellos que sí, de los que emocionan, de los maravillosos que hacen cosas increíbles. También se habla del estado en el que se encuentran, de su ánimo, de su forma física o de la conexión que pueda existir entre ellos, ya sea mala o buena, pero hay que preguntarse si, en realidad, desde afuera se puede saber lo que pasa en ese equipo. Pueden aparentar estar llenos de fisuras, pero en realidad son un hueso duro de roer. Quizás parezcan una enorme piedra y solo sean un pequeño montículo de arena, absurdo y separable fácilmente.

 Dentro del equipo hay innumerables personajes, cada uno con un rol, una función y una posición dentro del mismo. Hay quienes dicen que es una pirámide, pero por más que pensemos y pensemos es difícil encontrarle un orden, sería algo muy subjetivo, cada uno tendría una opinión diferente y terminaría en un laberinto sin salida. Pero a mi me gustaría hablar del liderazgo futbolístico. Aquí es donde entramos en un debate muy extenso sobre qué es el liderazgo futbolístico, qué características tiene y qué lugar ocupa dentro del equipo. En el fútbol, el equipo no se compone sólo de los jugadores, dentro del equipo también se encuentra el cuerpo técnico, los utileros, los masajistas y todos los demás integrantes de un plantel profesional.

Leicester City, una fortaleza como equipo, gran muestra de liderazgo futbolístico

Leicester City, una fortaleza como equipo, gran muestra de liderazgo.

 La palabra líder tiene muchas definiciones, básicamente porque en el fútbol hay distintos tipos de liderazgos. Está el liderazgo futbolístico, que es llevado a cabo por el líder que empuja al equipo desde el juego, algunos dicen que es el talentoso y otros que es el sacrificado, pero lo importante es que ejercen su liderazgo desde la cancha. Existe el líder de vestuario, ese que habla, que cuenta chistes, o el que da la arenga final en los momentos importantes. También está el líder con cinta, que quizás coincida con el futbolístico o el de vestuario, pero es el que lleva el brazalete, el que habla con el árbitro, es la voz del equipo y el que se muestra como emblema frente al público. Obvio que también se encuentra el liderazgo del entrenador, quien es por naturaleza la cabeza de grupo. De todas formas, más allá de los diferentes tipos, el líder se caracteriza por, desde su lugar, empujar, animar, levantar y dar la vida por el equipo. 

  Javier Mascherano, un innato líder explicó en el libro “Los 15 escalones del liderazgo” la función del líder de la siguiente manera: “Hay que pensar siempre en lo mejor para el grupo. La función de líder es ser un nexo entre todo lo que pasa.”. Seguramente, todos recordarán las declaraciones de Diego Maradona, primero a Pelé en un micrófono que estaba abierto sin que el argentino lo sepa, hablando sobre la personalidad y el liderazgo de Messi. “El Diego” reafirmó esta opinión en una entrevista con el Diario Popular diciendo: “al chico lo quieren hacer líder y los líderes se hacen solos. Nadie arma un líder, los líderes no se piensan, no se puede poner un líder porque a alguien se le ocurre”. Yo creo que Maradona habla de que Leo no es un líder desde la actitud, como la que tenía él cuando insultaba al himno de Italia en el Mundial. Pero no estoy de acuerdo, quizás “la pulga” sea demasiado correcto fuera de la cancha, en ese sentido, probablemente porque creció como jugador en la cantera del Barça, esa Masía en la que cuesta salirse del libreto fuera del campo. De todas formas, Messi sí es un líder porque lleva a cabo el liderazgo futbolístico como ningún otro en el mundo. Es necesario tener la cabeza de un líder, en su caso desde la habilidad, para ser el mejor, para romper con todo, para aniquilar defensores como si de conos se tratara, y no a cualquier defensor, sino a los mejores de la élite mundial. Todos vimos a Leo apilar defensores del Real Madrid, del Atlético, de un gran Manchester United, y de un largo etcétera. O no sólo defensores, también a los mejores arqueros del mundo. A mi entender, Messi es el mejor exponente del liderazgo futbolístico en este planeta.

Javier Mascherano

Javier Mascherano, un ícono del liderazgo futbolístico

  Todos sabemos que la fórmula para el éxito no existe, que por más que hagamos lo que sea y como sea, nadie sale invicto de nada. Menos aún de este maravilloso deporte que es el fútbol. Ahora si queremos armar una, yo creo que uno de los factores claves para esta ecuación es el del liderazgo. Eso sí, este sólo sirve si dentro de un equipo de fútbol el líder siempre suma, nunca pero nunca, puede restar, mucho menos dividir. De todas maneras, dentro de un equipo para mi no puede haber una cantidad excesiva de lideres, considero que no debe haber muchos para evitar el roce, ni tampoco ninguno para evitar el libertinaje dentro del vestuario.

 Entonces, el equipo es un ambiente en donde lo que ocurre fuera del campo es tan importante como lo que ocurre adentro, ya que lo de afuera se transmite hacia adentro. Lo mismo pasa en el vestuario, un lugar de suma importancia para el equipo, porque es donde están todos juntos y solos, dos factores que facilitan cualquier cruce dentro del grupo ya sea entre dos o más individuos. “El flaco” Menotti decía que un equipo era una idea, y lo es, pero también es un montón de otras cosas. Un equipo es relación, es química, es conexión, es un grupo, es grupos dentro de otros grupos, es pelea, es egos, es interacción. En fin, lo más lindo que hay es un equipo de fútbol.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.