Guardiholan & Houlinho

“Una de las virtudes de los entrenadores es la flexibilidad. No enamorarse de su propia idea. Pero a la vez uno tiene que enamorarse para convencer. Hay una mezcla de humildad para no ser soberbio y no cambiar de idea; y una necesidad de convicción para defender las ideas que eligió”, expresó Marcelo Bielsa el 8 de mayo de 2017 en una charla que brindó en Brasil. La reflexión se originó luego de una pregunta sobre Jorge Sampaoli, actual DT del seleccionado argentino. También, el pensamiento del ex entrenador del Olympique de Marsella se ajusta para el primer semestre de Ariel Holan y su Independiente.

Sin desatender el contexto, con un altísimo conocimiento sobre el club en el que desembarcó el 30 de diciembre de 2016, Holan comprendió los asuntos importantes y resolvió los aspectos urgentes. La manera de sentir el fútbol del ex estratega de Defensa y Justicia coincide con la de Independiente. Sin embargo, por necesidad, tuvo que mutar o disponer de mayor flexibilidad para solucionar los partidos que se le presentaron.

Independiente tuvo una escasa rentabilidad en el inicio de Holan al frente del equipo. En sus primeras tres presentaciones (Liga y Sudamericana) había hecho solamente un gol, y de tiro libre. Sin embargo, los goles aparecieron todos juntos. Fue 0-5 ante Patronato. El Rojo varió su estrategia, gobernó el partido y triunfó. Aparecieron nuevos matices y otros recursos. La victoria, que se hizo desear, dejó de ser una urgencia. La velocidad del tridente de volantes ofensivos fue demoledora. Con espacios, y de contraataque, Rigoni, Barco y Martín Benítez mostraron todo su repertorio. Holan o “Houlinho” leyó el entorno, acertó con el criterio y guió al elenco de Avellaneda a una nueva faceta para destrabar sus compromisos.

 

El Rojo se mostró muy práctico en muchos encuentros. Resignó tenencia para maximizar los recursos de sus atacantes. Aunque, paulatinamente, volvió a las fuentes. Un club como Independiente lo exige y su actual DT lo promulgó a lo largo de su trayectoria. El camino, ya menos sinuoso, ayudó a complementar estilo y resultados. Holan empezó a convencer. Por lo tanto, existen menos palos en la rueda.

En consecuencia, los comportamientos de ataque que sirvieron como soporte para amoldarse a la historia de Independiente también fueron comandados por Holan. Amplitud máxima, incorporación de futbolistas desde las primeras líneas para generar superioridad y calidad numérica. Profundidad ofensiva para obtener ofertas de pases. Y además, un rasgo distintivo, que se aleja de lo táctico y se vincula con lo emocional: ¡paciencia! El juego colectivo serenó a las individualidades. El equipo asumió el compromiso de la iniciativa y dejó de ser un inconveniente grupal.

Las pruebas que evidencian el incremento de los medios para llegar al objetivo, versión “Guardiholan”:

Hasta ahora, a lo largo de la estadía de Holan en el Rojo, quedó comprobado que el entrenador que contrató Independiente cumplió con su palabra. La solución está en la capacidad y en la relación entre cuerpo técnico, jugadores, dirigentes e hinchas. 

El DT del Diablo rompió récords y exhibió una multiplicidad de matices que favorecieron la superación de obstáculos. Ni Pep ni Mou. Todos los caminos conducen a Holan.

© 2017, www.centrojas.com. Todos los derechos reservados. Nos encanta compartir nuestro contenido: si copias algo de este blog, cita la fuente con un enlace completo a nuestro sitio y pon la cuenta de Twitter del autor si existiese. Si lo haces de otra manera te dedicaremos un post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.