“Son todos termos” El increíble pensamiento de Marcos Mustio, periodista

El exterminador de termos

Photo courtesy of Steven Penton(CC Attribution)

Al fin lo conseguimos. Luego de meses de intentar cerrar una cita, pudimos entrevistar a Marcos Mustio, el auto-denominado “Mejor exponente del nuevo periodismo deportivo argentino”

Entre tuit y tuit (porque no para de disparar sus enigmáticos mensajes en las redes sociales) fuimos sacándole estas declaraciones en su casa de Wilde.

CJ: Marcos, a qué se debe que te autodenomines representante del nuevo periodismo?

MM: Me considero el mejor entre los mejores. Si bien hay mucha competencia en los medios, tradicionales y digitales, mi palabra es la más autorizada para iluminar a los termos sobre el deporte del balón o fulbo, como lo conocemos en Argentina.

CJ: Pero, aclaremos un poco este tema. ¿Cuáles son tus antecedentes, qué formación tenés para afirmar esto de manera tan categórica?

MM: Mi tío me llevaba a la cancha desde los 3 años y fui mamando todo un bagaje de conocimiento de ese que se transmite de generación en generación. Te diría que con lo que me aportaba él ahí, en la tribuna del Monumental, me alcanza y me sobra. Después, para terminar de darle un poco de seriedad a lo que sé de fútbol, hice un curso nocturno a través de un blog rosarino, de una semana de duración. 

River Plate Stadium

Photo courtesy of H Dragon(CC Attribution)

CJ: Perdón, ¿tú tío era experto?

MM: Por supuesto, él era remissero en Boulogne y si contamos las tantas veces que fue a la cancha, sumado a que estaba todo el día escuchando “La Red” mientras laburaba, fue cimentando un expertise que pudo transmitirme, eso sí, de manera informal, pero contundente. Digamos que al alto nivel de conocimiento deportivo que tenemos todos los varones argentinos, le agregó un plus en base a la cercanía con el mundo del fútbol.

CJ: ¿Cercanía? ¿Además de remissero tenía alguna actividad en el deporte? ¿Era dirigente?

MM: Digo cercanía porque desde la tribuna de River teníamos un buen panorama. Digamos, lo suficiente para poder analizar el juego y saber en todo momento qué demandaban los partidos. Hay gente que lo mira por TV, no tuvo mi suerte. En todo caso, eso pertenece a mi pasado. Ahora ya me valgo por mi mismo, apoyado en mis convicciones. Los RT y Likes que tengo a cada opinión que doy, ya me demuestran posicionado en la cúspide, le pese al termo que le pese.

CJ: Detengámonos en ese vocablo, “termo”. Veo que es de uso recurrente en el mundo del periodismo deportivo. ¿Podrías explicarnos por qué? ¿No es un poco despectivo?

MM: Mirá, en honor a la verdad, la gente no entiende un carajo. Lo más redondo que vieron en su vida es la puerta de la heladera. Pero igual a cualquier gil le atrae hablar de fútbol, clasificar, hacer declaraciones terminantes. Es duro saber que esa es nuestra audiencia mayoritaria pero es lo que hay. Desde nuestro lugar lo único que podemos hacer es contar la verdad y rogar para que con el tiempo aprendan algo.

CJ: ¿Pero no te parece que están faltando el respeto, justamente, a la mayoría de su propia audiencia? ¿No es una manera de escupir para arriba?

MM: Perdoname pero no, es la pura realidad. Es el punto básico de partida. La gente no entiende una mierda y eso no va a hacer que nosotros andemos censurando nuestra opinión.

CJ: Pero esto no les da un poco de pena ¿No les afecta que su propio público no comprenda lo que intentan comunicar?

MM: Estás partiendo de un equívoco: a mí me calienta tres carajos lo que piense el termo que lava el auto en la vereda de Munro mientras yo explico cómo hace para meter 5 goles el PSG.

CJ: No te capto…

MM: No te culpo, estás en un paradigma caduco. A nosotros, los periodistas deportivos, lo que primero nos interesa es nuestra propia opinión…

CJ: Claro, son un poco corporativistas. Se apoyan y debaten entre Uds., son miembros de un colectivo ombliguista…

MM: No, seguís hablando boludeces (perdóname que te hable así con el corazón pero a nuestra generación le enseñaron que no hay pecado peor que el de ser timorato. La verdad no ofende). Te decía, a mí lo único que me interesa cuando escribo un tuit o un artículo es leerlo 5 veces y sentir “Qué capo soy!”

 Si para mí está bien, ya es suficiente! Si yo sé que no defraudo la propia imagen positiva que tengo de mí, ya sé que estoy haciendo bien mi trabajo. Los demás, termos.

CJ: Te estás yendo a la banquina, Marcos. ¿No te parece que te falta autocrítica?

MM: Seguís sin entender nada! El que tenga autocrítica que no sea periodista de fóbal, viejo. Somos seres humanos, podemos cometer errores, pero no hay que mostrarse débil nunca. Si estoy de acuerdo conmigo mismo, alcanza y sobra. Vivimos en una sociedad donde cada uno puede tener su voz, su medio de comunicación. No hay tiempo para cuestionarse nada. Yo veo algo, pienso un instante y emito mi veredicto. Al que no le guste, que me haga “unfollow”. Si sube el número de seguidores, los RT y los Likes, el soberano ha dictaminado que voy bien.

CJ: Te estás contradiciendo, estás diciendo que el pueblo manda cuando hace 2 minutos los descalificabas por “termos”.

MM: Vos no entendés nada y seguís en la edad de las cavernas, querido! El soberano sería el pueblo en épocas pasadas, ahora lo hemos reemplazado por el mercado. Y en su versión digital se circunscribe a likes, RTs, seguidores. Cuantos más mejor, si yo te digo, como voy a afirmar hasta el fin de mis días porque es la verdá de la milanesa, que Messi arruga en las jodidas, y eso hace que sume 2000 “me gusta” en Facebook, ya está. Paso a paso, no hay que perder el tiempo en debates inútiles.

CJ: Pero esa postura te debe estar granjeando filas de enemigos, sobre todo en el mundo del fútbol, entrenadores, colegas periodistas.

MM: Mirá, si te soy sincero, en el ámbito de la profesión ya todos sabemos que colegas no hay. Somos muchos y los espacios son minúsculos. Por más que yo haga un programa semanal en radio con 4 giles con micrófono, todos estamos esperando que el otro se trastabille para ocupar su lugar. Y si hay que meterle la pata, se le mete. No hay lugar para tibios en este mundo…

CJ: Lo que me decís es patético, qué hay de la lealtad, hacer equipo?

MM: ¿Pero vos en qué mundo vivís? Si un jugador de fútbol se saca un botín y deja de jugar 5 minutos todos los tiros para que le hagan un primer plano en la tevé, con la guita que cobran esos pibes, y deja al equipo con 10, me venís a hablar de hacer equipo? Todos, desde el aguatero al arquero piensan en su beneficio en este mundo. No seas inocente, o no te hagas el boludo…

CJ: ¿Ves? Ante cualquier cuestionamiento ya sacás el insulto, el lenguaje soez. ¿Ese es el ejemplo que quieren darle a la sociedad? Son comunicadores…

MM: Otra inocentada más. Nosotros hablamos como habla la gente, no me vengas con exquisiteces que no estamos en la mesa de Mirta Legrand.

CJ: Sigamos… Que no sentís mucho afecto por sus compañeros de profesión ya me ha quedado claro pero, tampoco parece caerte bien la comunidad de entrenadores. Habitualmente sos muy duro en tus comentarios. ¿Te tiro algunos de los calificativos que se te suelen leer, dedicados a ellos?

MM: No es para tanto… es parte de las reglas del juego.

CJ: Tibio, cagón, miserable, payaso, vendido, ignorante, vendepatrias, traidor, imbécil, ladrón, tontito, viejo choto, vago, salame, idiota. Improvisado, lerdo, coimero, chorro… busca, trapo de piso, maricón, gil de goma, títere de los dirigentes, fantasma, bocón, sorete, horrendo, malo, miope, ciego, manco, boludo, mentiroso, balín, bueno para nada, asustadizo, mamerto. Esos son algunos, sigo: más malo que el cólera, improvisado como velorio de bebé, asqueroso, analfabeto…

¿No te parece que se te va la mano, demasiado?

MM: Vos tenés que tener algo bien en claro: son las reglas del juego que ellos y todos están dispuestos a jugar.

Un loco suelto en Lille: el nuevo desafío de Marcelo Bielsa

En el norte de Francia se encontrará el próximo destino de Marcelo Bielsa, más específicamente en la ciudad de Lille. Allí lo espera el banquillo del LOSC Lille, club que a lo largo de su historia ha logrado conquistar 3 títulos de liga y 6 títulos de la Copa de Francia. El último lo han obtenido en 2011 cuando consiguieron el tan ansiado “doblete” al conquistar el torneo y la copa doméstica.

El rival más esperado, es el que se encuentra más cerca, juntos a sus vecinos de RC Lens conforman el Derby du Nord (Derby del Norte). Cuarenta kilómetros los separan pero este Derby no solo representa una diferencia de colores y escudo sino una situación social entre una ciudad antigua y obrera como la de Lens y una ciudad turística y de clase media como la de Lille. Actualmente RC Lens se encuentra en segunda división, realizando una gran campaña que lo podría desembocar en primera división la próxima temporada cuando Marcelo Bielsa tome las riendas del equipo.

El ejemplo de Cachito Vigil para cualquier entrenador de futbol “¿Por qué me eligen a mí, si no gané nada?”

Gran entrevista de Gonzalo Bonadeo en “Dimensiones” de la señal UN3 donde este gran entrenador argentino habla de los miedos, las ilusiones, el trabajo y los logros que han llevado a que “el hockey trascienda a los entrenadores, porque en el hockey estamos todos”. Hay varias lecciones para cualquier entrenador de futbol y para cualquier deportista.

“Me gusta ver jugadores con su motor encendido, yo no lo puedo encender por ellos, pero puedo hacerles ver que lo tienen”

“Detrás de ese palito hay un sueño, hay una manera de vivir la vida”

“Marcelo Garrafo me puso de Centrojás… me dijo que tenía que pensar en el juego”

“No hay cosa más preciada para un jugador que tener la posibilidad de elegir, de tomar decisiones”

“El esfuerzo hecho con alegría provoca resultados trascendentes”

“Todo lo que hice fue para romper límites, no para romper records”

7 cosas que le faltan al fútbol de Independiente para tener el sello de Ariel Holan

Ariel Holan quiere ser protagonista. Así será el Independiente modelo 2017 de la mano del técnico bonaerense. Solamente basta con observar los antecedentes del entrenador para conocer y entender los comportamientos que tendrá el Diablo. Ayer, en el partido inicial de este nuevo ciclo, vimos solamente algunas pinceladas de lo que pretende y estas son las cosas que tendrá que desarrollar en el futuro:

1- La salida limpia

Cuando un DT desembarca en un club se sabe de antemano que es lo que puede aportar. Los técnicos tienen un perfil. En este contexto, Holan pregona un estilo ambicioso, piensa primero en el arco rival que en el propio. El ataque es la base para ordenar el resto de los momentos del juego.

La salida limpia desde atrás es uno de los mandamientos que tendrá el Rojo. Holan lo tiene incorporado y es parte de su cultura. Aunque se ha visto que también prescinde de los fundamentalismos y usa pases directos y verticales cuando es conveniente, seguramente en el futuro veremos como el Rojo comienza a someter al rival desde el inicio.

En este partido de pretemporada, que debiera ser privado y no un espectáculo público (el entrenador está evaluando jugadores, pensando en el futuro, viendo lo que da de sí cada intérprete y sobre todo, decidiendo qué juveniles seguirán en el proceso de primera) se atacó ensanchando la cancha pero el exceso de traslado interior evitó que Independiente lastimara generando profundidades.